Café panameño Princesa Janca
Princesa Janca

NUESTRO CAFÉ

Café Princesa Janca es  en su mayoría una mezcla de  caturra y catuai y en adición a eso, tenemos pequeños lotes de café pacamara y geisha, que son variedades distintas. Nuestra mezcla de caturra y catuai poseé excelente cuerpo con un aroma suave y puro, delicado sabor y acidez media con notas florales, producto de la altura y los microclimas en los que crece. El secreto para lograr este perfíl está en que hemos guardado la tradición, las sencillas prácticas de los pioneros de esta industria.

Cultivamos nuestro café en zonas montañosas, en las faldas del Volcán Barú, al abrigo de otros árboles que le dan sombra con un clima ideal y templado, a una altura promedio de entre 1400 y 1600 metros sobre el nivel del mar y con el cuidado de una mano de obra experimentada y comprometida.

Nuestro café se produce solamente bajo la sombra de los árboles. De esta manera contribuimos a la conservación de los bosques y a la biodiversidad del área ¿Sabías que una hectárea de café bajo sombra produce 60 libras de oxígeno diarias y que además es habitat para una increíble variedad de especies de aves endémicas (propias del lugar) y migratorias, así como también diferentes tipos de insectos?

Llegar a este punto ha requerido de una conjugación de factores naturales: altura, clima y una precisión “de relojería” de la lluvia en su tiempo, para hacer florecer las plantas de café, pero en una dosis adecuada, no demasiada lluvia y menos con viento fuerte,  ya que son factores que causan que se desprendan las flores y rindan menos frutos. La flor de “Coffea Arabiga” toma alrededor de 9 meses para que se convierta en fruto maduro en las condiciones y el cuidado de nuestra Finca.

Contáctenos

Estamos aquí

también aquí